apr-free.info Opiniones MotorSport RB8, En La Encrucijada

RB8, En La Encrucijada

E-mail Imprimir PDF

(1ª parte de 2)

En estos momentos de la pretemporada, asistimos a la presentación de los monoplazas que competirán en el mundial de Formula 1 de 2012.   La expectación de los aficionados es máxima.   Así como las teorías y elucubraciones sobre qué innovaciones o propuestas serán las acertadas para estar arriba en la lucha y la clasificación.

     
 


Desde principios de la temporada pasada, los equipos grandes (Red Bull, Mclaren y Ferrari) empezaron ya a darle vueltas a cómo tenía que ser el coche de esta temporada.   La situación no es fácil dependiendo de los resultados iniciales obtenidos en cada carrera.   A pesar de todo, desde ahí se puede saber si el coche del año siguiente puede ser una evolución del actual o, por el contrario, hay que replantear totalmente el concepto y partir de cero.

Para Ferrari fue muy claro desde el principio.   El F150 no cumplía con las expectativas marcadas.   Empezar el mundial de 2010 ganando la primera carrera, y haber estado luchando por el mundial hasta la última, provocó una línea continuista en Ferrari que devino en el desastre de la temporada 2011.   Con la lección aprendida y el desastroso comienzo (y resto) de temporada 2011, el resultado no podía ser otro que el F2012.   Es decir, una ruptura total con el concepto de las últimas tres temporadas (Sí, tres.   ¿O es que nos olvidamos que todo esto empezó con el incalificable F60?).

Para Mclaren, las cosas no fueron tan claras.   Después del comienzo tormentoso, con el sistema de escapes "octopus", el equipo se rehízo de forma muy eficiente.   Adaptó el concepto de difusor soplado de Red Bull a un coche "bien parido" de principio, aunque con unos márgenes muy estrechos de configuración y algunas deficiencias con las que han tenido que estar lidiando toda la temporada.   El resultado ha sido que, al final de temporada, el MP4-26 estaba mas o menos al nivel competitivo del Red Bull, disputándole poles y manteniendo bonitas luchas en el ritmo de carrera.   De este modo es fácil comprender la línea continuista del equipo de Woking, que habrán puesto toda la carne en el asador a la hora de resolver los problemas encontrados a lo largo de la temporada 2011.

Por fin (perdón por esta larga introducción) llegamos al equipo objeto de este texto.   Red Bull lleva tres años dominando la Formula 1.   No es un error.   Sé que en 2009 fué BrawnGp quien ganó ambos mundiales, pero hay que tener en cuenta las "particularidades" de esa temporada.   Además de que una vez Red Bull adaptó el doble difusor, se convirtió en el equipo dominante.   Es obvio que de no existir el doble difusor, el mundial 2009 hubiera sido de Red Bull, sin lugar a dudas.   Fue el equipo que mejor se adaptó a la nueva normativa y después, durante casi tres temporadas, ha ido marcando el camino a seguir en cuanto a las evoluciones propias y a la adopción de las ideas de otros.

Pero llega la temporada 2012.   Para muchos aficionados está muy claro que Red Bull va a seguir dominando la Formula 1, o que, al menos, seguirá estando arriba aunque con menor diferencia que en los últimos años.  Para mi, antes de afirmar nada, creo que hay que responder a otras preguntas.   Ninguno estamos en las cabezas de los que toman las decisiones importantes en Red Bull, ni contamos con la información que ellos manejan, pero podemos hacer nuestros humildes análisis con la información que tenemos en cuanto a resultados, circuitos...   Con el texto que resta, pretendo sembrar un mínimo de duda, sobre que Red Bull tenga tan claro hacía donde dirigir sus esfuerzos para la temporada 2012 y que, por tanto, este equipo se encuentra con un "RB8, En La Encrucijada"

La Evolución de Red Bull

La temporada 2008 de Red Bull y Toro Rosso es muy parecida. Sólo diferenciada por la victoria de Vettel en Monza.
las posiciones conseguidas por los pilotos Red Bull/Toro Rosso fueron 8, 11, 16 y 17.   Naturalmente el concepto, por normativa, es totalmente distinto.   Para 2009 se gesta un cambio radical de normas.

En la temporada de 2009 se da el salto de calidad de Red Bull, siendo el equipo que, como ya dije, mejor se adaptó a la nueva normativa (excepción hecha del doble difusor, que también implementó exitosamente a posteriori). Este año se vuelcan todos los recursos en los monoplazas de Red Bull, produciéndose una mayor distancia de rendimiento, respecto a Toro Rosso, que en años anteriores. Las mejoras llegan a Toro Rosso, pero mucho mas tarde y con menos efectividad.   En este año llega Sebastian Vettel a Red Bull.  Se pone de manifiesto la rapidez del RB5 pero, también la extrema fragilidad del monoplaza, incluso sin la implementación del KERS.
 

 Como podemos ver, desde las primeras carreras Red Bull está en las primeras posiciones (al menos con Vettel).   Ya en la tercera carrera se consigue la primera pole y el primer doblete.   Los problemas mecanicos y los errores impiden a los pílotos de Red Bull estar mas directamente implicados en la lucha.   A pesar de los vaivenes provocados por la adopción del doble difusor, Red Bull se las ingenia para terminar la temporada dominando en los dos últimos grandes premios.

En 2010, se mantiene el doble difusor, a la vez que toda la normativa básica del año anterior, a excepción del KERS y el repostaje en carrera.   El "invento" que marca la evolución de los monoplazas es el F-Duct.   En esta temporada empieza a desarrollarse el difusor soplado (exhaust blown diffuser -EBD-).   Ya podemos dejar de hablar de Toro Rosso puesto que, por normativa, ya no puede haber equipos "muleto", obligando a Toro Rosso a crear su propio monoplaza y produciéndose el distanciamiento definitivo entre los dos equipos propiedad de Mateschitz.

El dominio de Red Bull se hace patente desde la primera carrera, como continuación del final de la temporada pasada.   Las poles dejan una estadistica apabullante.   Pero lo que sorprende, de verdad, es el número de averías y problemas varios de Vettel, que a la postre no le impidieron proclamarse campeón del mundo de formula 1.   Esto habla a las claras de la superioridad del RB6 sobre el resto de monoplazas.

En 2011 se elimina por reglamento el F-Duct, pero se incorpora el DRS.   Se elimina también el doble difusor y se cambia el suministrador de neumáticos, de Bridgestone a Pirelli.   El difusor soplado alcanza un mayor grado de desarrollo por el uso del soplado sin aceleración (Off-throttle).   Y, además, poco nombrado pero tremendamente importante, se establece la distribución de pesos obligatoria 46-54 %.

El trabajo sobre la fiabilidad, de un concepto con 2 años de recorrido, termina de afianzar el completo dominio de Red Bull en la formula 1, dejando unas estadisticas históricas tanto para el coche/equipo como para Sebastian Vettel.

Como no es mi intención aburrir a quienes lean este texto, lo dejo aquí y os emplazo para el día de mañana (la noche antes de que se descubra el RB8), en el que os expondré la evolución del RB5-6-7 tomando como base distintas tipologías de circuitos, para concluir sobre cual será la solución adoptada para el RB8.

Última actualización el Sábado, 04 de Febrero de 2012 23:21  

getParam('sloganText'); ? alt=